Contratos bilaterales.

Con entrega física de energía, CBF.

 

¿Qué es un CBF?

 

Es un acuerdo de compra venta de energía eléctrica entre un Consumidor Directo y un Productor,  en el que se compromete una cantidad de electricidad a un precio acordado entre ambos para un determinado periodo de tiempo. A diferencia de los PPA, el CBF se puede realizar a corto tiempo.  La energía comprometida no entra en Mercado ni casación,  es de CUPS a CUPS.

 

Los acuerdos y las condiciones son variadas y se ajustan únicamente entre las partes, no están sujetas a reglas de Mercado. El intercambio de energía se realizará horariamente entre Consumidor Directo y el Productor.  Llegado el momento de ejecución del contrato, las partes informan de los detalles de su acuerdo al Operador del Sistema (OS) a excepción del precio, que no están obligados a desvelarlo a terceros, para no afectar a la seguridad del Sistema ni a la formación de precios del Mercado Diario.

Condiciones de operación de un CBF

Para poder suscribir este tipo de contratos es obligatorio que las partes intervinientes cumplan las siguientes premisas:

Ser Sujetos de Mercado, Consumidor Directo y Productor.

Nominar el intercambio de electricidad comprometida en el contrato al Operador del Sistema.

Ventajas de un CBF

Es el futuro.

Formalizar un CBF es llegar al máximo de las posibilidades que ofrece el Mercado Mayorista. Planificar el coste de la energía a plazo, ya sea a precio constante o degradado es la opción más interesante para cualquier consumidor y productor. El futuro es ir balanceado a Mercado.

Estructura.

Un CBF se compone de 5 elementos clave: temporalidad, precio, garantías no oclusivas, flexibilidad pactada y Urbener como contraparte central de dicho compromiso.

Volumen.

La energía pactada la denominamos carga base y debe ser exacta y cierta en demanda. Producción se rige por las propias reglas del CBF en su P.O.

Innovación Pibseflex.

Proyecto de innovación desarrollado por Urbener,  Plataforma para la oferta, contratación y gestión de contratos bilaterales físicos entre Consumidores Directos y Productores de energía eléctrica, con el fin de conseguir el máximo beneficio para todas las partes.

Ventaja temporal.

Un CBF no es un PPA bancarizable en el que se necesita tiempo que no convienen a la gestión estratégica de una empresa.  Las condiciones temporales son adaptables en su formalización.

Precio.

En Urbener estudiamos la mejor opción de precio para satisfacer en su temporalidad las exigencias de producción – generación y de demanda – consumo. Nuestra mejor propuesta es flexible y compartida entre las partes. Pudiendo actuar como catalizador el Mercado diario.

Garantías.

Las garantías, al no ser un contrato bancarizable, son menos exigentes, estableciendo un consenso entre las partes según las condiciones de los contratantes.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies